Blog

Las mujeres de MBE SWS opinan en el Día de la Mujer Trabajadora

el 8 marzo, 2021

La parte femenina de nuestro equipo habla en este 8M, Día de la Mujer Trabajadora, de la evolución femenina en el panorama laboral, repasando sus experiencias y compartiendo sus puntos de vista en la búsqueda de la igualdad entre hombres y mujeres.

8M: Día de la Mujer Trabajadora

En mitad de un panorama complejo, donde la adaptación a la nueva normalidad por la pandemia de la COVID-19 y la lucha exprés por salir de un importante bache económico y social centran todos los temas de discusión, este Día de la Mujer Trabajadora aprovechamos para hablar con nuestras compañeras de MBE SWS. Les preguntamos por su visión de la mujer en el panorama laboral. Un tema que, por desgracia, todavía sigue dando mucho que hablar en su camino por conseguir una igualdad frente al hombre.

Mujer y trabajo: evolución histórica

La diversidad de opiniones es variada, casi igual que la cantidad de mujeres que trabajan en la empresa, 8 de un total 17 personas. “Creo que ha habido grandes avances en la situación laboral de la mujer, pero aún quedan pasos por dar. Los mayores avances han sido de tipo cuantitativo, es decir un aumento en la cantidad de mujeres en el mundo laboral. Sin embargo, este aumento de trabajadoras no se ha traducido en un desarrollo paralelo de su peso cualitativo en el mercado de trabajo. Los paso por dar creo que se deben enfocar más en ese punto”, señalaba Alejandra Cuadro, store manager de la oficina de Madrid.

“En estos últimos 20 años ha aumentado considerablemente la presencia de la mujer en el mercado laboral y han mejorado las condiciones, como por ejemplo la disminución de la brecha salarial. En mi caso en particular, no me he visto directamente afectada ni disminuida en el ámbito laboral por ser mujer” anota de nuevo Alejandra.

Sofía Iglesias, una de las integrantes más antiguas del equipo, demuestra que las mujeres están más que preparadas para ocupar puestos de  gran responsabilidad, siendo la gerente de MBE SWS. “Cada vez las mujeres se preparan más para la vida laboral y cada vez es menor la brecha entre géneros. Antes la mujer entraba en el mundo laboral por tiempo limitado y sus ambiciones eran menores, el peso familiar hacía que su trabajo fuese de menos responsabilidad e incluso temporales. La mujer era la que renunciaba en la mayoría de los casos a su carrera para dedicarse íntegramente a la familia” repasa mientras analiza esa evolución desde el punto de vista social.

El equipo de MBE SWS posa en la oficina 155 de Sevilla

El equipo de MBE SWS posa en la oficina 155 de Sevilla

Otras compañeras no han apreciado muchas diferencias en la evolución general de la situación laboral, considerando la evolución incluso lenta, como refleja Sara Durán: “Creo que el avance se ha estancado, debería de estudiarse con más agilidad”. Nuestra compañera, store manager en uno de los centros de Sevilla, reconoce que a lo largo de su carrera, en la que ha pasado por varios trabajos diferentes, se ha visto afectada en varias ocasiones por la diferencia de género.

 

A pesar de ello, se muestran susceptibles con ciertos temas como los permisos de maternidad/paternidad, tema por el cual todavía esperan una adaptación de España respecto algunos vecinos europeos. “Todos los avances y mejoras deben darse por igual. No queremos más derechos ni beneficios, sólo igualdad de condiciones. Esta situación no es una cuestión laboral, sino social”, apuntilla de nuevo Caty García, responsable del departamento de Servicios Especiales.

Detrás de todas sus experiencias personales, todas reconocen que cada vez es más frecuente que los puestos de responsabilidad sean asumidos o gestionados por mujeres. Ana Gómez, que lleva en el equipo desde los inicios de lo que hoy es MBE SWS, señala que “vamos pasito a pasito, pero se ven ciertos avances en determinados sectores. Cada vez se ven más mujeres en puestos que históricamente han sido ejercidos por hombres principalmente”.

Alejandra Hernández apostilla la opinión de su compañera: “En mi opinión, las mujeres hoy en día tienen mucha más influencia en el ámbito laboral que hace algunos años. Cada vez son más las que tienen un cargo de mucha responsabilidad en grandes empresas. Es cierto que en muchos países las mujeres siguen cobrando menos que los hombres por el simple hecho de ser mujeres. En mi propia experiencia si se ha visto afectada en algunas ocasiones” comenta en este Día de la Mujer Trabajadora.

El sector femenino en el mundo del transporte

Profundizando en el sector de mensajería y transportes, las compañeras destacan que es un mundo muy amplio, con mucha variedad de puestos, desde los más administrativos hasta la gerencia de la empresa. “Afortunadamente aquí no se dan las conversaciones habituales de queja por falta de motivación o valoración sobre nosotras. No se nos ponen trabas ni límites por nuestro género ni nos quejamos cuando hay que cargar una mercancía, por ejemplo. ¡Nuestra gerencia la lidera una mujer!”, señala Ana mientras repasa su vida laboral, donde empezó como grabadora de envíos en un courier local hasta ocupar hoy el puesto de jefa de equipo.

Alejandra Cuadro, store manager del MBE 070 de Madrid

Alejandra Cuadro, store manager del MBE 070 de Madrid

La vida profesional de nuestras compañeras, ya sea en el mismo sector del transporte o en otros tan variados como la venta de vehículos, el telemarketing, asesoría fiscal o controles de calidad, les ha aportado experiencias suficientes como para ver de todo en la evolución de la mujer en el panorama laboral. Lo suficiente como para saber que la valía de una persona no está delimitada por el género, sino por la persona: “considero que el valor añadido lo da o no la persona indistintamente de si es mujer u hombre” remarca con precisión Caty, respaldada en un mismo sentir con su compañera Ana. “Hay tantas personalidades y rasgos distintos como personas en este mundo. Generalizar agrupando en hombres y mujeres sería a mi parecer caer de nuevo en el mismo error”.

 

Sara, por su parte, reconoce que lleva “varios años en el mismo sector y empiezo a notar la mejoría. En la actualidad, la situación es positiva, ya que estoy rodeada de altos cargos femeninos y no encuentro diferencias”, señala cuando se refiere a la situación del sector.

La mirada como iguales, herramienta para romper barreras

Más allá de la diferencia de género, todas se muestran de acuerdo en que el enfoque y trato que la empresa brinda a sus empleadas y empleados es el elemento crucial para el rendimiento/motivación del empleado, como bien resume Caty. “Si la empresa confía en su plantilla y logra tenerla motivada, obtendrá mejores resultados de cada individuo. La igualdad de oportunidades es muy importante para obtener lo mejor de cada persona”.

Si se mira de manera global, todos somos conscientes de que queda camino por recorrer, pero viendo la evolución en este Día de la Mujer Trabajadora, especialmente de la última década, el optimismo es algo patente en todas. “Se ha avanzado mucho, España es el 3 país europeo con más mujeres en puestos de responsabilidad, pero queda camino. Tenemos el fenómeno del “suelo pegajoso”: la mujer atrapada de forma desigual en su vida privada y familiar. De ahí la responsabilidad de educar en la igualdad y el respeto por lo diferente y eso es un trabajo de todos que empieza en nuestras casas” señala Sofía.

Educación, concienciación social, trabajo de instituciones… son muchos los factores que deben ponerse de acuerdo para remar en la misma dirección. Es una obligación resolver esta arcaica situación de precariedad hacia el colectivo femenino. Solo hay una única premisa que se debe tener clara: el sudor de un hombre y una mujer vale lo mismo. Y siempre lo valdrá.

Las mujeres de MBE SWS opinan en el Día de la Mujer Trabajadora